Abono orgánico, humus de lombriz

Abono orgánico, humus de lombriz

El humus de lombriz es un fertilizante orgánico, 100 natural, sin mezclas, obtenido por un proceso de vermicompostaje que ayuda a recuperar y mejorar la calidad de los suelos de uso agrícola y jardines. Es apto para la agricultura ecológica.

FORMATOS DE COMERCIALIZACIÓN

ABONA comercializa el humus de lombriz en tres tipos de formatos:

- Saco de humus de lombriz de 59L.

- Saco de humus de lombriz de 25L.

- Saco de humus de lombriz de 10L.

BENEFICIOS DEL USO DE HUMUS DE LOMBRIZ

  •  Apto para agricultura ecológica.
  • El humus es rico en nutrientes (N, C, P, S, Na, K, Mg, Ca, Cu, Zn, Mn…) y aumenta la cantidad de materia orgánica en el suelo. Contenido en ácidos húmicos y fúlvicos.
  • La sobredosificación no contamina el suelo.
  • Tiene PH neutro.
  • Es un producto rico en flora microbiana que producen compuestos reguladores del crecimiento que estimulan el crecimiento de las plantas y otros procesos como el enraizamiento o la floración, aumentando el rendimiento de las cosechas.
  • Reduce la erosión del suelo.
  • Efectos fitopatogénico: Esta alta carga microbiana protege a la planta frente a enfermedades, la hace más resistente a plagas y patógenos, de manera que se reduce el uso de pesticidas.
  • Aumenta la porosidad de los suelos, lo que conlleva mayor aireación y retención hídrica, de manera que soporte mejor las sequías.

APLICACIÓN DEL HUMUS DE LOMBRIZ

Se debe aportar regularmente al suelo la misma cantidad de elementos que el suelo haya dado a la planta, o incluso un poco más, para compensar la fuga de nutrientes consumidos por las malas hierbas. El exceso de humus no causa toxicidad a la planta.

Para obtener el máximo rendimiento es mejor aplicar humus antes de la floración y después de la cosecha.

Los principales elementos que deben reponerse, además del carbono y del oxigeno, son: el nitrógeno, el fósforo y el potasio.

Se recomiendan las siguientes dosis de humus de lombriz (dosis orientativas):

Árboles frutales 2 kg/árbol (4L)
Hortalizas 50g/semilla a la siembra o 2kg /m2
Patatas ¼ L por bulbo
Viñedos 1kg/cepa (2L)
Ornamentales 150 g/planta /mes
Rosales 200/250 g/m2
Claveles 250/300 g/m2
Matorrales y arbustos ornamentales 1kg / año
Plantas perennes de jardín 40 g/planta./mes
Césped 0,5­1 Kg / m2 a la siembra.
Mantenimiento: 200g/m2, 2 veces al año
Praderas 800 g/m2
Transplantes 0,5­2 Kg/árbol o arbusto
Semilleros, jardineras o macetas 20% y 80% de tierra o substrato
Recuperación de terrenos 1200 a 2000 kg /ha (2500­-3000 L/ha)
Cultivo extensivo (hierbas, cereales…) 1000-2500kg /ha
Maiz ¼ L por hoyo
Hidrosiembra 250g/m2 en 10 litros de agua

NOTA: 1 LITRO DE HUMUS DE LOMBRIZ AL 50% DE HUMEDAD EQUIVALE APROXIMADAMENTE A 0,54 KG

PRODUCCIÓN

La producción de humus se genera a partir de la digestión de materia orgánica, como el estiércol de caballo y restos vegetales, realizada por lombrices de tierra, lo que permite gestionar gran cantidad de residuos.

Principalmente utilizamos para este procedimiento las especies Eisenia andrei, y Eisenia fetida conocidas como “lombriz roja de California” y “lombriz tigre” que son la especie más adecuada por su longevidad, capacidad reproductiva y con mayor tasa de producción de vermicompost en las condiciones ambientales de esta zona. Luego, por su carga microbiana madura para convertirse en humus de lombriz, mejorando sus propiedades. Este proceso es ecológico e inoloro, y el humus es un abono orgánico, neutro y no tóxico aplicado en exceso.

A continuación, el humus es secado, cribado y por último envasado en sacos de plástico de diferentes tamaños para su almacenado.

Controlamos el trabajo de principio a fin, con monitoreos de de temperatura, humedad y Ph porque nuestro empeño es ofrecer un producto que garantice una excelente relación calidad-precio.